1 semana para el estreno de “Millenial”

estrenomillenial

Ya queda solo 1 semana para el estreno del último cortometraje que grabé con la cuadrilla de Crowrecord, mis fieles compis de clase con los que poco a poco vamos sacando proyectillos.

Ha sido la vez que mejor me lo he pasado por la gran química entre la pareja protagonista, y la mejoría del material con el que hemos podido grabar y creo que ha quedado muy bien reflejada en pantalla.

Otra vez, aquí Adrián tras la pértiga y grabadora y luego con la postproducción de sonido.

La gente que andéis por Zaragoza en el 24 aniversario de la gran hazaña de nuestro equipo de fútbol, podréis verlo por primera vez, y en pantalla grande, en el Centro de Historias.

Y cuando ya se pueda liberar al público en las redes, os tengo reservadas un par de sorpresitas, pero por el momento os dejo con el making of para que veáis cómo estuvimos aquel sábado de octubre trabajando en ésta gran localización.

Espero que os guste, y los que no podáis verlo, habrá más oportunidades en Zaragoza y alrededores en los próximos tiempos, no os preocupéis.

Y para mis amigos internacionales, pues cuando esté libre en youtube ya tendréis subtítulos en inglés y francés (Para el resto, necesitaremos vuestra ayuda jajaja)

Ya me contaréis que os parece.

Mi primer documental

Desde Octubre de 2016 me encuentro realizando mi servicio de voluntariado europeo en la asociación de Idrissa Badji, ADIF, como encargado dentro de su WebTV de la comunicación de sus proyectos de movilidad internacional, formación y ayuda a la cooperación Norte-Sur, en las facetas de creación de vídeos, diseño gráfico, diseño web, etc…

Hacía ya un tiempo que estaba barajando la opción de partir como voluntario, y Francia fue mi destino principal, por mi interés en el país, en buscar un trabajo aquí, y también por ampliar mis posibilidades en la búsqueda de trabajo en Canadá al poder hablar sus 2 idiomas oficiales. Tras un shock inicial por los problemas lingüísticos (Daba por hecho que aquí podría relacionarme con casi todo el mundo en inglés, y descubrí que no, que en el país vecino el uso del inglés está a un nivel similar al nuestro), ya me veo capacitado para mantener una conversación en francés, aunque sigo con mis esfuerzos para mejorar mi nivel día a día.

En el marco de éste proyecto de un año, he tenido la gran suerte de poder realizar un viaje de 9 días a Dakar (Senegal), principalmente en el barrio periférico de Guédiawaye, donde se encuentran 6 voluntarios franceses realizando su proyecto de “Service Civique”, y a cuyas asociaciones me dirigí a recoger sus peticiones de ayuda en temas de comunicación, ya sean cartelería, diseño de logos, vídeos de promoción, páginas web, y aprovechando mi estancia, comencé éste proyecto de documental para promocionar ADIF como asociación de envío y recepción de voluntarios, así como el trabajo que realizan en el país africano nuestros socios.

La casa misteriosa

Allí me encontré con un pueblo tremendamente amable y abierto, deseoso de compartir todo lo que tienen, y a la vez, de conocer mi historia. Una nueva forma de ver la vida, una nueva forma de comer (Aunque, debido a sus limitaciones a causa de la religión, terreno cultivable y otras, con poca variedad) y en definitiva, unas nuevas costumbres que han ampliado aún más mi forma de mirar al mundo.

Quizás por ser las asociaciones donde más tiempo pasé conociendo su forma de trabajar, las que más me llegaron al corazón fueron la radio comunitaria Railbi Fm, el centro Omar Laye donde Hugo ejerce como entrenador de baloncesto para niños de una variedad de edades además de para el equipo de silla de ruedas y sobretodo, el centro escolar Keur Khaleyi, donde reciben a los niños de familias que no pueden permitirse que vayan a la escuela, o niños que han sido apartados del sistema educativo por otros motivos, hasta las clases vespertinas para adultos que no fueron al colegio, un centro que trabaja todos los días de la semana con un equipo completamente dedicado.

Baobab en SenegalTambién me permitió descubrir mi primer baobab, un árbol que me lleva fascinando desde pequeño, seguramente desde que mi madre me leyera “El principito”.

Continuamos filmando a mi vuelta, ya en Cognac, con nuestro día a día en la asociación, y tras unas semanas de selección de material, montaje y post-producción (gracias a la compañera África por su ayuda con unos rótulos tan bonitos!), hace unos días que ya se encuentra disponible el resultado de mi viaje.

La experiencia me ha resultado muy gratificante, dura por momentos al ser mi primer proyecto “Solo ante el peligro” teniendo que ocuparme de todo, pero de gran ayuda para seguir evolucionando en mis competencias del audiovisual. He podido identificar los problemas y fallos, principalmente la falta de equipo de iluminación, el no haber grabado todos los recursos que hubiera querido cuando me tocó hacer el montaje o la necesidad de una mejor organización a la hora de planificar las grabaciones y entrevistas. También he tenido que aprender cómo luchar contra los improvistos para no alejarse demasiado de la idea inicial que planteaste en el documento de preproducción. Pero estoy satisfecho con el resultado.

Como me ha picado el gusanillo, voy a desempolvar el proyecto de documental transmedia que me surgió hace 4 años para ver si lo puedo poner en marcha.

Espero que os guste :